Los clientes piden en un restaurante Chipotle en King of Prussia Mall en King of Prussia, Pensilvania.

Marcos Makela | Reuters

Chipotle Mexican Grill informó el martes resultados trimestrales que superaron las expectativas de los analistas, ya que otra ronda de aumentos de precios estaba en el menú.

El director ejecutivo, Brian Niccol, dijo que la compañía vio una “resistencia mínima” a los precios más altos del menú durante el trimestre, aunque las transacciones cayeron un 1%. Incluso con los aumentos de precios, señaló que el precio promedio de un tazón de burrito de pollo, que representa aproximadamente la mitad de los pedidos en los EE. UU., todavía está por debajo de $9.

Esto es lo que informó la compañía en comparación con lo que esperaba Wall Street, según una encuesta de analistas realizada por Refinitiv:

Ganancia por acción: $9,51 ajustados frente a $9,21 esperados Ingresos: $2220 millones frente a $2230 millones esperados

Las ventas netas aumentaron un 13,7 % a $2220 millones, impulsadas por un crecimiento de las ventas en las mismas tiendas del 7,6 % y la apertura de nuevas tiendas. Los analistas encuestados por StreetAccount esperaban un aumento del 7,3% en las ventas en la misma tienda.

Al igual que otras empresas de restaurantes, Chipotle ha aumentado los precios del menú porque paga más por los ingredientes. La compañía ha dicho que es menos probable que los consumidores de bajos ingresos la visiten, pero la mayoría de su base de clientes se encuentra en los tramos de ingresos más altos.

“Vemos que las operaciones se empujan a ese rango negativo y obviamente continuaremos monitoreando esto”, dijo Niccol a los analistas el martes durante la conferencia telefónica de la compañía.

Agregó que los comensales no eligen pagar más por guacamole o cambiar de bistec a pollo.

Chipotle subió los precios en agosto por tercera vez en 15 meses, empujándolos un 13% más que en el mismo período hace un año. A principios de octubre, aumentó los precios por cuarta vez en unas 700 ubicaciones, lo que representa más de una quinta parte de su presencia. Los ejecutivos dijeron que la última ronda se debió a la inflación salarial en ciertos mercados.

Para el período finalizado el 30 de septiembre, las ventas en restaurantes aumentaron un 22,1 %, lo que indica que los clientes están regresando a las ubicaciones de Chipotle para ordenar sus burritos y tacos.

Esa tendencia ha seguido perjudicando las ventas digitales, que representaron solo el 37,2 % de los ingresos. Pero las ganancias de Chipotle se han beneficiado de la reducción del número de pedidos de entrega, por los cuales la empresa paga comisiones a terceros.

La cadena de burritos reportó ingresos netos en el tercer trimestre de $257,1 millones, o $9,20 por acción, frente a los $204,4 millones o $7,18 por acción del año anterior. La empresa reportó pagar más por lácteos, tortillas, aguacates, empaques y mano de obra.

Excluyendo $3,5 millones en costos de divorcio relacionados con la partida de un empleado, la reestructuración corporativa y otros elementos, Chipotle ganó $9,51 por acción.

Las acciones de Chipotle subieron alrededor de un 2% en el comercio de posventa.

El negocio de restaurantes abrió 43 nuevos locales durante el trimestre. Todos menos cinco de ellos presentaban un “Chipotlane”, carriles de acceso para vehículos reservados para la recogida de pedidos digitales.

La junta directiva de Chipotle aprobó $200 millones adicionales para recomprar sus acciones durante el período.

Para el cuarto trimestre, Chipotle pronostica un crecimiento de las ventas en las mismas tiendas de un solo dígito medio a alto. Para fines de 2022, espera abrir entre 235 y 250 nuevos restaurantes. Para 2023, la compañía espera entre 255 y 285 nuevas ubicaciones.

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *