Curry de insectos de Balmain

Para 4 personas

¡En ninguna parte de la India vemos errores de Balmain! Somos muy afortunados de estar en Australia rodeados de deliciosos mariscos frescos para jugar e incorporar a nuestra cocina.

El curry de insectos de Balmain no es abrumador: aún puede saborear la deliciosa y dulce carne de los mariscos y disfrutarla al mismo tiempo con la suave y cremosa salsa de coco. ¡Este plato se sirve mejor con arroz basmati humeante, en lugar de roti o pan!

Curry de insectos de Balmain adornado con hojas de cilantro en una fuente negra para servirEl curry Balmain Bug es una polinización cruzada de sabores indios y productos australianos. Foto: Dorota Grabowska Kulka/Pepper Press

50 g de pulpa de tamarindo, remojada en agua hirviendo taza de aceite vegetal 1 cucharada de semillas de mostaza negra 3 pimientos rojos largos secos (¡no use los frescos!) ½ cucharadita de semillas de fenogreco cebolla roja, en rodajas muy finas 2 cucharadas de pasta de jengibre (o un trozo de jengibre de 7 cm, pelado y rallado) 4 dientes de ajo, finamente picados 2 cucharadas de salsa de curry masala Un puñado de hojas de curry frescas 3 cucharadas de cúrcuma molida 2 tomates Roma grandes, picados en trozos grandes 375 ml de crema de coco de lata Pimienta blanca y sal, para sazonar 4 Chinches de Balmain recién peladas (o 500 g de carne de insecto) 1 cucharada de jugo de lima Gajos de lima y arroz, para servir

Cuele el tamarindo a través de un colador en un recipiente y presione para quitar la pulpa. Deseche la semilla y déjela a un lado para que descanse.

Caliente el aceite en una sartén grande de fondo grueso a fuego lento. Agregue las semillas de mostaza y cocine hasta que las semillas crujen, unos 20-30 segundos. Agregue los chiles y las semillas de fenogreco y cocine hasta que los chiles estén dorados, aproximadamente 20 segundos.

Aumente el fuego a medio, luego agregue la cebolla y revuelva hasta que esté suave y transparente. ¡Agregue el jengibre y el ajo y cocine hasta que estén aromáticos y la casa huela fantástico!

Agregue la salsa de curry masala, las hojas de curry y la cúrcuma. Cocine, revolviendo constantemente, durante unos dos minutos. Verás el cambio de color. ¡Eso es bueno!

Agregue los tomates y cocine hasta que estén suaves. Esto llevará unos tres o cuatro minutos.

Agregue la crema de coco y el tamarindo. Sazone con sal y una pizca de pimienta blanca.

Agregue la carne de insecto, cubra y cocine a fuego medio hasta que esté bien cocido (unos 12 minutos).

Apague el fuego y agregue un chorrito de jugo de lima. Sirva sobre arroz con rodajas de lima.

valle amarillo profundo

En mi adolescencia, cuando una vez tuve amigos para cenar. Traté de hacer pollo al curry para mostrar mis habilidades como chef de la cocina india y fracasé estrepitosamente, dejándome en una situación embarazosa.

Entonces, ¿qué hace un joven indio-australiano soltero que intenta mostrar sus habilidades culinarias en medio de la noche para entretener a una multitud? ¡Él hace el plato más simple que garantiza poner una sonrisa en la cara de todos! ¡Valle!

Tenga en cuenta que la cantidad de agua utilizada en una receta de dal depende de las preferencias personales y de cómo va a comer el dal. Si come con roti, agregue menos agua y hágalo más espeso y parecido a un estofado. Si vas a comer con arroz, agrega más agua para que quede más líquido, lo que cubrirá mejor el arroz.

Fotografía cenital de dal amarillo en un tazón negro, adornado con cilantro y hojas de currySimple pero satisfactorio, este valle hace todos los movimientos correctos. Foto: Dorota Grabowska Kulka/Pepper Press

Para 4 personas

Para el dal½ taza de lentejas rojas (masoor dal)½ taza de lentejas amarillas (moong dal) 2 cucharadas de ghee ½ cebolla, finamente picada 1 cucharadita de pasta de ajo 1 cucharadita de pasta de jengibre cucharadita de cúrcuma molida Sal al gusto

Para templar 1 cucharada de aceite vegetal ½ cebolla pequeña, en rodajas (opcional) 4 dientes de ajo, en rodajas 2 pimientos rojos secos, enteros 1 cucharadita de semillas de comino Hojas de cilantro, para decorar Arroz, roti, chapati o naan, para servir

En un colador, enjuague las lentejas rojas y amarillas con agua fría. Por lo general, no necesitan remojarse ya que se cocinan rápidamente, solo déjelos en remojo durante unos minutos hasta que haya recogido el resto de los ingredientes.

Caliente el ghee en una sartén grande y agregue la cebolla, la pasta de ajo, la pasta de jengibre y la cúrcuma. Cocine por un minuto, luego agregue las lentejas y la sal.

Añadir agua, remover y llevar a ebullición.

Suscríbete a Guardado para más tarde

Manténgase al día con las cosas divertidas con la descripción general de la cultura y el estilo de vida de Guardian Australia sobre la cultura pop, las tendencias y los consejos.

Declaración de privacidad: los boletines pueden contener información sobre organizaciones benéficas, anuncios en línea y contenido financiado por terceros. Consulte nuestra política de privacidad para obtener más información. Usamos Google reCaptcha para proteger nuestro sitio web y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Una vez que el agua esté hirviendo, reduzca el fuego y cocine por unos 15 minutos hasta que las lentejas estén tiernas. (Si usa una olla a presión, esto tomará dos minutos).

Use un batidor o una cuchara de madera para mezclar vigorosamente las lentejas. Esto hará puré las lentejas y creará un estofado espeso y sustancioso. Agregue más agua si lo desea, o hierva durante unos minutos si prefiere una salsa más espesa.

Mientras tanto, para animar, caliente el aceite en una sartén pequeña o en un wok pequeño durante unos minutos antes de que las lentejas estén tiernas. Añadir la cebolla y sofreír hasta que esté ligeramente dorada. Agregue el ajo y cocine por un minuto, o hasta que estén dorados. Agrega los chiles y el comino y cocina por unos 30-60 segundos hasta que cambien de color y suelten su aroma.

Vierta con cuidado la mezcla de templado (incluido el aceite) sobre las lentejas y mezcle. Adorne con cilantro y sirva con arroz, roti, chapati o naan.

Shahi tukda de Manjit

Una de mis cosas favoritas es hacer postres. Sin embargo, si los postres son demasiado dulces, tienen un efecto repugnante.

Después de una cena completa, o incluso de una merienda, siempre me ha gustado preparar este delicioso plato dulce.

¡Sorprendentemente, lo hemos incorporado en nuestros eventos donde algunos de nuestros clientes no indios lo han probado y lo han descrito como la versión india de un budín de pan y mantequilla!

Fotografía cenital de shahi tukdar, con pan frito y leche espesa en un plato negro para servirTres leches, pan frito y una generosa cantidad de azafrán: el shahi tukda de Manjit es muy probablemente tu nuevo postre favorito. Foto: Dorota Grabowska Kulka/Pepper Press

10 rebanadas de pan blanco 2 tazas de ghee, para freír 5 tazas de leche entera – lo más cremosa posible, hará una gran diferencia 1 cucharada de leche en polvo 15 a 18 hebras de azafrán 2 cucharadas de pistachos, blanqueados y en rodajas 2 cucharadas de frutas secas variadas, picada, para decorar ½ taza de azúcar blanca 1 cucharadita de agua de rosas 1 tira de pan de plata o de oro, para decorar 1 cucharada de leche condensada

Retire las costras del pan. Cortar el pan en rodajas con un cortador de galletas redondo.

Calentar el ghee en una sartén y freír el pan poco profundo durante aproximadamente un minuto, luego darle la vuelta y freír durante otro minuto, o hasta que esté ligeramente dorado y crujiente. Escurrir sobre papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de grasa. ¡No quemes el ghee!

Mezcle la leche y la leche en polvo en una cacerola y lleve a ebullición suave. Cuando la crema flote en la parte superior, empuje suavemente la capa de crema hacia un lado para que se adhiera al costado de la sartén.

Continúe cocinando a fuego lento la leche, atrapando la capa de crema en los lados. La leche se espesará y se reducirá a la mitad.

Agrega los pistachos y el azafrán, seguido del azúcar, la leche condensada azucarada y la leche en polvo. Cocine a fuego lento durante cinco minutos, revolviendo constantemente.

Portada del libro de cocina Manjits y el tandoor de los secretos

Retire del fuego y agregue el agua de rosas. Enfriar en la nevera durante unos 30 minutos.

Coloque con cuidado los trozos de pan en una fuente de servir y vierta la leche reducida fría sobre ellos. Rociar con leche condensada y decorar con pan de plata y frutos secos. Cool mejor… como mi hijo Deep!

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *